lunes, noviembre 03, 2008

El destino habla

La conversación iba y venía. Algunas veces con más fortuna y otras veces sin sentido alguno. Entre anécdotas y pequeñas discusiones, aquella charla siseaba y siseaba como una pequeña serpiente huyendo de un halcón. Entonces me percaté que hacía ya un rato que no estaba escuchándote, aunque de manera autónoma, mi cuerpo interpretaba el papel del tertuliano perfecto. Si...si, ya...ya, mmm...mmm. Sin apenas haberme dado cuenta, había puesto el piloto automático en la conversación. Mi mente, la que era consciente, se había centrado en tus labios y tus ojos. Maldita sea!, sentí el repentino deseo de besarte, pero después de tanto lío, decidí contenerme. Algo en la conversación cambio, pero no pude entenderlo, ya que mi mente continuaba en estado asíncrono, cautivada por tus pequeñas y graciosas curvas faciales. Entonces sonó una campanilla a lo lejos, como en segundo plano, imagino que fue en mi mente, por que pareció proveniente de un cuento de hadas, y acto seguido, me besaste. Caray! Aquello si era una señal. Una poderosa señal que concurría en el erizamiento de todo el vello de mi cuerpo. Era como encontrar un obelisco en medio de un desierto. Aquella iluminación fue algo así como el suave murmullo que susurra la naturaleza a las hojas de los árboles cuando llega el otoño. La sensación se filtró en mi, con tanta profundad y al mismo tiempo de una manera tan sencilla y universal, que podía verse tras ella, la mano maestra del destino. El destino, sí, la única fuerza cósmica con un trágico sentido del humor. Y mientras tus labios, bailaban con los míos, tenía la impresión de que el mundo empezaba a girar hacia el lado correcto.






6 Comments:

Blogger la granota said...

¡Yo quiero! ¡Yo quiero!

martes, 4 de noviembre de 2008, 1:25:00 GMT-8  
Blogger PinUpSoy said...

Parece que marchan mejor las cosas???? O me lo parece a mi??
Personalmente... sigo con mi lucha, y creo que ya estoy empezando a ganar...
Merecen la pena esos besos que no ves venir, pero que deseas que lleguen. Al final siempre acaba saliendo el sol ;)

Muakssssssssssssssssssss!!!!

miércoles, 5 de noviembre de 2008, 9:15:00 GMT-8  
Blogger Lia said...

Solo puedo decirte q me recuerdas a alguien escribiendo,ha alguien q era casi tan genial como tú...

Esa escena q relatas fué descrita por él y vivida por mí...

Me ha encantado tu post, me ha encantado recordar, si es real, te deseo mejor final...sea como sea, disfruta del momento y sigue escribiendo como sabes hacerlo para q yo lo haga al leerte.

Un beso.

miércoles, 5 de noviembre de 2008, 14:00:00 GMT-8  
Blogger BELMAR said...

bueno!

sábado, 8 de noviembre de 2008, 9:40:00 GMT-8  
Blogger volare said...

El poder del beso...todo un viaje de los sentidos. Es curiosa la sensación que me provoca el texto, como de mareo o de torbellino. No sé si era eso lo que querías expresar o que, como todos, yo lo identifico con mis propias experiencias. Precioso.

martes, 11 de noviembre de 2008, 1:57:00 GMT-8  
Blogger Lia said...

Si la espera se deve a...mmmm
jeje, me alegro ;)
sinó, aparca el trabajo y regálanos tus letras.

Un beso a la espera.

sábado, 15 de noviembre de 2008, 9:34:00 GMT-8  

Publicar un comentario

<< Home