lunes, mayo 07, 2007

Dibujo en la pared

Salí del coche, deambulé por la calle durante toda la noche, llegué al barrio viejo. Mi sobriedad había sido acuchillada por el alcohol. En una esquina, encrucijada de estrechas calles, mis piernas fallaron, y caí de rodillas, absolutamente borracho. Una vieja gitana con un pañuelo en la cabeza, madre de todos los cíngaros, se acerco a mí.
- Quien dijo que nunca se aprende la lección. Toma esto, te ayudará a olvidar.
Mi ebriedad fue cómplice de mi desorientación. Su borrosa imagen duró unos segundos y desapareció al instante. Costaba entender que hacía yo sentado en la sucia acera, con una muñeca rusa en las manos. Volví al coche, lance la muñeca en el asiento de atrás y como pude, puse el coche en marcha. Acabe durmiendo dentro de él. Desperté cuando el sol explotó en mi cara al medio día siguiente. Me dirigí a casa. Antes de salir del coche vi la muñeca rusa en el asiento trasero. La llevé conmigo a casa.
Abrí la muñeca, como esperaba, en el interior apareció otra muñeca de menor tamaño, la volví a abrir, y así hasta que llegué a la muñeca más pequeña. En su interior había una píldora de color rojo. La miré, la examiné con detalle y la dejé receloso sobre la mesita de noche.

La botella de whisky me acompañó de nuevo aquella noche. Entonces todos los demonios vinieron a visitarme, con todos los recuerdos que había compartido con ella. Miré sobre la mesita de noche y creí oír de nuevo la áspera voz de aquella gitana.
-Esto te ayudará a olvidar.


Coloqué la píldora roja sobre mi lengua, y jugueteé con ella en mi boca, unos instantes. Un segundo más tarde la botella de whisky estaba situada sobre mis labios como un revolver apunto de disparar. Tragué.

Me descolgué por una larga madriguera y cada uno de mis recuerdos, como frutas maduras, fueron cayendo de mi árbol neuronal. Su imagen se fue borrando. Se fue quemando como fotos en el fuego. Hasta desaparecer por completo. Desperté al día siguiente ya no recordaba el color de sus ojos, ni la textura de su voz. Ya no recordaba el color de su pelo, ni recordaba sus besos. Ya no recordaba su nombre, ni haber estado jamás con ella. La había borrado por completo

Un año después mi vida era muy diferente, y aunque no había conseguido remontar el vuelo, había llovido mucho. Aquel mes fue extraño, yo diría que algo melancólico, triste. Vivía sumergido en la rueda autómata de una vida de duro trabajo.

Aquel mes fue sin duda un mes malo. Tuve una extraña sensación, sensación que se alargó en el tiempo. No podía dejar de mirar la pared desnuda de mi salón. Una obsesiva atracción devoraba mi atención sobre aquel muro.

Misteriosamente parecía ocultarme algo. Parecía quererme hablar. Acaricie la pared, una y otra vez, y sentí como su energía podía erizar el vello de mi mano. Al final me decidí, saque de la bolsa de plástico un algodón, lo puse en la boca de la botella y la giré. El aguarrás emborrachó todo sus hilos. Luego froté la pintura de la pared. Bajo ella apareció un dibujo hecho a carbón. Me dejé llevar por una mezcla de curiosidad y la ansiedad. Fui decapando toda la pared. Una hermosa mujer desnuda aguardaba bajo el esmalte. Cuando limpié toda la pintura pude contemplar el dibujo completamente. No sabía por que razón, pero mis lágrimas cubrían todo mi rostro.


6 Comments:

Blogger Diana L. Caffaratti said...

MA RA VI LLO SO !!!!!
EN su totalidad es una narración de antología.
La brevedad puesta al servicio de una secuenciación perfecta.
Hallazgos como "Mi sobriedad había sido acuchillada por el alcohol","vieja gitana----- madre de todos los cíngaros","el sol exploto en mi cara", "aunque no había conseguido remontar el vuelo, había llovido mucho,"El aguarrás emborrachó todo sus hilos".
La mente olvida; el corazón, no.

martes, 8 de mayo de 2007, 18:18:00 GMT-7  
Blogger Ondina said...

Es imposible olvidar lo inolvidable,aunque a veces se desee,aunque a veces fuese conveniente...
Particularmente prefiero aguantar el dolor de lo perdido que el olvido.
Precioso como siempre.

jueves, 10 de mayo de 2007, 0:55:00 GMT-7  
Blogger SUAVE CARICIA said...

oye, esto es realmente sorprendente y como dicen alla arriba
ma ra vi llo so!!
este escrito me mantuvo intrigada, y atenta, uun poco me recordo mis fantasmas, pero el final, eso fue genial, estoy asombarada te iba a pedir si veias a la gitana que le pidieras una pildorita para mi, pero compruebo que las cosas que suceden estan aunque no las recordemos, con nosotros.

hermosos escrito, hermoso tu por escribir asi.

dejo mis suaves caricias, para que te acompañen en el proceso del olvido

besitos mil

jueves, 10 de mayo de 2007, 12:41:00 GMT-7  
Blogger Darilea said...

Encantador, siempre logras sorprenderme brindo por tu buena imaginación y por como construyes tus relatos.
Te dejo un dulce besito

jueves, 10 de mayo de 2007, 14:57:00 GMT-7  
Blogger Titania said...

es lo que tienen los recuerdos: la pintura, los kilómetros o la distancia que les echemos encima no harás más que conservarlos aún más frescos.

sigue encantándoem cómo escribes

biquiños

jueves, 10 de mayo de 2007, 15:10:00 GMT-7  
Blogger La Luna said...

Ufff, la magia de las palabras, de perderte en las que escribes, son un laberinto que no puedes dejar de recorrer.
Me quito el sombrero.

domingo, 13 de mayo de 2007, 8:52:00 GMT-7  

Publicar un comentario

<< Home