martes, marzo 06, 2007

Hagamos que el resto del planeta parezca aburrido


La puerta estaba abierta, dudó un segundo, suspiró y al final entró. Encontró el recibidor a oscuras. Al fondo un espejo reflejaba su imagen, realmente estaba preciosa. Entre la penumbra flotaban sombras proyectadas por el capricho de una vela. Un perfumado aroma llegó hasta ella, había encendido incienso. Una melodía a medio volumen cerraba el cerco. Sobre la mesita del recibidor tres cosas: una copa de vino tinto, una rosa roja y una nota.

“Bienvenida, d
esnúdate, tienes la bañera preparada”

Sonrío y con la nota aún entre sus manos probó el vino. Se volvió a mirarse de nuevo al espejo, esta vez directamente a los ojos. Decidió jugar.
Dejó caer su gabardina en el suelo, se quitó sus zapatos de tacón, y mientras avanzaba por aquel oscuro pasillo se fue desprendiendo de todas las prendas que cubrían su cuerpo, quedándose absolutamente desnuda.

Llegó a una puerta, la única iluminada. Miró en su interior. El vapor bailaba entre docenas de velas encendidas, formando nebulosas. Entre la música se oía el agua de la bañera. El segundo mensaje, estaba escrito sobre el vaho del espejo:

“Relájate un rato, luego haremos que el resto del planeta parezca aburrido”

Entró en la bañera. El olor a sales y la espuma lo cubrían todo. El agua estaba caliente, pero no quemaba. Se relajó durante unos minutos, dejando la mente en blanco. Sobre el mármol adyacente a la bañera aguardaba un albornoz y una toalla, ambos blancos, perfectamente doblados. En el suelo unas zapatillas a conjunto esperaban sus pies.

Salió del baño, esperaba encontrarlo por fin, pero el juego continuaba. Frente al espejo había una vela, antes no la había visto, junto a ella encontró un bonito pañuelo de raso negro, otra nota lo acompañaba.

“Ponte la venda, amor”



Image Hosted by ImageShack.us


Dudó un segundo, giró sobre su eje y no vio a nadie, entre sus manos aquella tela. Su curiosidad y excitación vencieron su compostura, se puso la venda sobre sus ojos. Se quedó quieta, muy quieta, agudizando su oído. Pasaron 30 segundos que parecieron horas, entonces escuchó unos pasos detrás suyo, se dirigían hacia ella, resonando sobre las lamas de madera que cubrían el suelo. Lo sintió girar alrededor suyo, eso le produjo una ligera sensación de desorientación. Lo sentía cerca, lo sentía muy cerca. Su perfume lo delató justo a su lado. Entones percibió que él se aproximaba por su espalda, acercando sus labios a su cuello. Mientras sus brazos, se colaban por su cintura, llegando al cinturón del albornoz. Deshizo el lazo y en un segundo el albornoz estaba en el suelo. Besó su nuca. Sus labios se trasladaron hasta su oreja. Y en un susurró le dijo: “Te deseo”



Etiquetas:

9 Comments:

Blogger la granota said...

Precioso título para un relato sin desperdicio.

martes, 6 de marzo de 2007, 4:28:00 GMT-8  
Anonymous Anónimo said...

Estaba a punto de cerrar el portatil, era tarde y tenía ganas de salir de la oficina para llegar a casa, cuando de repente un aviso de e-mail irrumpió en la pantalla. Titubeé antes de abrirlo quería marcharme pero finalmente lo hice, descubrí una sola frase: "23:00 Atrévete!"

Antes de tomar una decisión, cerré los ojos, necesitaba pensar las consequencias.

Ahora me hubiera gustado parar las manecillas del reloj y hacer que esa noche fuera eterna...

martes, 6 de marzo de 2007, 7:26:00 GMT-8  
Anonymous Anónimo said...

Prepara 2 vendas amor.
Vendaremos nuestras conciencias y dejaremos en libertad a la pasión y el amor.
B.

martes, 6 de marzo de 2007, 10:57:00 GMT-8  
Blogger Pekas said...

Un relato muy "deseable"... hermosas secuencias...

miércoles, 7 de marzo de 2007, 11:24:00 GMT-8  
Blogger Ondina said...

Desde luego que haces que todo lo demás parezca aburrido,con una puesta en escena así,con un ambiente así,con esa sensualidad...el resto del planeta no solo parece aburrido,es que definitivamente sobra.
Fantástico,dan ganas de vivirlo...

viernes, 9 de marzo de 2007, 5:45:00 GMT-8  
Blogger SUAVE CARICIA said...

ooooooooooooooooooooo
leerte, ha echo que me recorra una sensacion extraña que hace tiempo no sentia, lo fui disfrutando, cada detalle, no niego que tube miedo cuando habia que vendarse los ojos, pero igual segui, para luego disfrutar ese final, el titulo lo dice, el resto del mundo parece aburrido, genial, uuuuuuuuyyyyyyy
si me esperaran con unas notas asi, o solo con la tina preparada para un baño, uuufff, eso es seduccion, donde vives?...jajajaja

dejo suaves caricias


la foto, a doc, esos labios y ese pañuelo negro, te toman y te dan ganas honestamente de ser la protagonista
cuidate
besitos

viernes, 9 de marzo de 2007, 6:48:00 GMT-8  
Blogger Diana L. Caffaratti said...

Me muero de envidia...

viernes, 9 de marzo de 2007, 19:23:00 GMT-8  
Blogger Darilea said...

Coincido con suave caricia que dulce soñar con ser la protagonista de tu relato.
Realmente acogedor e intrigante con un final sublime.
Y que el planeta parezca aburrido ante los echos.
Besitos

domingo, 11 de marzo de 2007, 3:08:00 GMT-7  
Anonymous Anónimo said...

No me hagas esto...ahora querré que todas mis noches sean perfectas...

beso

volare

domingo, 11 de marzo de 2007, 11:23:00 GMT-7  

Publicar un comentario

<< Home