miércoles, febrero 21, 2007

Muñeco de trapo

Lus era un extraño pasajero de un tranvía averiado. A menudo habitaba en el subsuelo, abocado en sus pensamientos, en aquellos destellos atrapados en la mediocridad. Sin saber por qué, sentía crecer en su interior un ovillo de lana contaminada, que siempre acababa exhalando por su boca. Un día, queriendo acabar con su dolor, conjuró un oscuro maleficio y se convirtió en un muñeco de trapo. Pero aun así, quiso conservar su corazón intacto. Pobre soñador, nunca podría haber imaginado que su destino sería ser huésped de un costurero, albergando en su pecho todos los alfileres del mundo.

Image Hosted by ImageShack.us

Lo curioso de todo aquello es que el césped del jardín de aquella muñeca, todavía acaricia la planta de sus pies.

6 Comments:

Anonymous Mária said...

¿por qué la tristeza puede ser tan bella?
Sacúdete!!

jueves, 22 de febrero de 2007, 1:15:00 GMT-8  
Anonymous Anónimo said...

Solo un beso.

jueves, 22 de febrero de 2007, 3:33:00 GMT-8  
Blogger Darilea said...

Pretendemos ser algo y la vida siempre sorprende con otra situación.
Besitos siempre es un verdadero placer entrar aqui.

jueves, 22 de febrero de 2007, 13:38:00 GMT-8  
Blogger Diana L. Caffaratti said...

Jok:
Sigues presentando historias que sorprenden, breves o extensas, siempre hay una "vuelta de tuerca " para el asombro.
Esta vez, el muñeco devenido en alfiletero. Inesperado destino para un objeto que nació para el juego de la ternura.

jueves, 22 de febrero de 2007, 18:34:00 GMT-8  
Blogger tormenta del mar said...

Vine a visitarte y me contaste el cuento de las buenas noches, ahora sí...me voy a dormir con el muñeco de trapo, eso sí, le voy a sacar todos los alfileres y besar su triste corazón...

Besos de hada Jok!!!!!

viernes, 23 de febrero de 2007, 20:13:00 GMT-8  
Blogger MARY said...

Escribes historias?? K guay, yo tmb. Me gusta mucho como escribes.
Saludos!!!

sábado, 11 de abril de 2009, 9:23:00 GMT-7  

Publicar un comentario

<< Home